×

Psiconotas

TALLER DE PSICOLOGÍA, REFLEXIONANDO JUNTOS SOBRE NUESTRO CRECIMIENTO. GRADOS 3°

Por Carolina Vázquez Manzano.

Los estudiantes de tercero, como fruto de su momento coyuntural de vida –inicio del ingreso a la pubertad-, han tenido todo tipo de desencuentros y situaciones “dramáticas” entre pares. Es por esto que desde inicios de año se abrieron una serie de charlas y reflexiones en torno a lo masculino y lo femenino (género, roles, representaciones sociales, búsquedas identitarias) como componentes del ser humano. Niños y niñas se preguntan inconscientemente sobre el modelo de feminidad y masculinidad al que se acercarán en la construcción de su identidad. En medio de toda esta agitación personal los adultos del colegio hemos observado la aparición de “bruscos” –cuerpo a cuerpo- en los grupos, situaciones que han requerido de intervención disciplinaria y análisis grupal. Sin embargo, los comportamientos además de intervenirse, deben ser analizados, es por esto que psicología ha brindado un espacio para que niños y adultos puedan descubrir que este tipo de retos y encuentros a través de lo físico, no necesariamente están ligados a una real intención de lastimar o causar daño. En la mayor parte de las oportunidades, los juegos cuerpo a cuerpo en estas edades, buscan establecer comparaciones a nivel físico, que le permitan al niño (a) buscar una posición de prestigio (ser fuerte es una muy buena manera de adquirirla), o en últimas, establecer cuál es el lugar de jerarquía que ocupa en la clase. Entre los varones, la búsqueda del cuerpo a cuerpo juega un papel importantísimo en el establecimiento del modelo de masculinidad hacia el cual desea dirigirse, hallarse más o menos fuerte en comparación con sus pares, le devuelve a cada niño información valiosa acerca de quién es y cómo lo están viendo sus compañeros.

Aunque como adultos sepamos lo que hay detrás de estos “juegos”, debe quedar muy claro que no estamos de acuerdo en que se presenten, y debemos siempre aclarar a los niños que estos intercambios no están permitidos ya que pueden lastimarse. Hechas estas claridades, desde el espacio de taller de psicología o ética y valores se busca que los chicos descubran el significado de su búsqueda, que la relacionen con la etapa de vida que están viviendo – Pubertad- y hallen nuevas formas y maneras de tramitar sus dudas. Para esto estamos revisando actualmente la película Billy Eliot, como el pretexto que fundamente el taller de afectividad que iniciamos la primera semana de diciembre (los padres pueden ver en el cuaderno de ética y valores el taller) y que busca plantearse varias preguntas acerca del crecimiento y el horizonte hacia el cual cada niño (a) quiere orientar su proyecto vital. También les fue adelantado a los niños que veremos un documental acerca de la pubertad y hubo una lluvia de ideas acerca de lo que significa este término y por qué a sus edades ya es necesario empezar a analizar los cambios que están viviendo.