×

Entretejiendo vínculos en la distancia

Las Emociones y el Aprendizaje van del mano. No podemos separarlos, pues no existe Uno, sin el Otro.

Durante esta primera etapa de Inicio escolar, a la cual llamamos Adaptación o Acogida, hemos enfocado muchos esfuerzos en propiciar espacios para construir vínculos afectivos tranquilos y seguros entre los niños, las familias y el equipo pedagógico. Hemos elaborado conjuntamente “acuerdos de convivencia”, en el contexto de nuestra propuesta de Aprendizaje en Casa, que permitirán consolidar un aprendizaje realmente significativo para todos nuestros estudiantes.

El acompañamiento desde psicología en la Unidad infantil ha tenido especial protagonismo durante este tiempo. Continuamos apoyando a los maestros en su labor pedagógica, visualizando las necesidades sociales y emocionales de los niños y sus familias en este momento. Le hemos dado una especial importancia a conocer a cada uno de los niños en su contexto familiar y establecer diálogos cercanos, que nos permitan retroalimentar de cerca la experiencia de aprendizaje de cada niño, con todos los desafíos que representa el aprendizaje desde casa.

Con resultados muy positivos, se ha iniciado también desde la planeación pedagógica, un trabajo transversal en los diferentes grupos, a través de la intervención en encuentros virtuales y acompañando distintos momentos de las rutinas cotidianas. Desde el lenguaje de los títeres como inspiración, se realizaron las primeras intervenciones de Claudia, nuestra psicóloga, con una función basada en el cuento “Franklin va a la escuela”, que llamaron “Winnie va a la escuela”; donde a través de diferentes situaciones que recrean nuestra realidad, lograron representar y conversar, acerca de algunas de las principales ideas, preocupaciones y preguntas que experimentan los niños frente a los cambios inherentes al inicio de un nuevo año escolar, sobre todo un año diferente, que nos contextualiza en nuevas realidades. En este marco de acompañamiento afectivo, nació un nuevo proyecto trasversal desde la narrativa y los lenguajes creativos, a través de la lectura de la historia “Has llenado una cubeta hoy?”, el cual busca ofrecer un espacio de diálogo y escucha, donde los niños puedan gestionar sus preguntas o malestares y donde a la vez se fortalezcan los valores que queremos rescatar e inculcar desde las relaciones, el respeto y la construcción de comunidad.

¡Próximamente estaremos compartiendo la propuesta de este proyecto, en los espacios de acompañamiento y orientación a las familias!